Él compró todas las rosas a la venta, bajo una condición que es otra muestra de su generosidad

11:55 Xenia · 0 Comentarios


Cuántas veces se ha repetido que vivimos en una sociedad consumista, egoísta, centrada en sí misma y en los intereses de cada quién sin preocuparnos de lo que pasa a nuestro alrededor o de las necesidades que pueda tener la persona a nuestro lado.

Este vídeo nos muestra que aún existen personas capaces de realizar actos desinteresados por simple hecho de hacerlo, de darle a una persona un segundo de felicidad y tranquilidad en la vida considerando que ese gesto no les costará nada.